INTRODUCCIÓN

La región de La Laguna ha sido noble con sus habitantes desde tiempos inmemoriales . En principio, es fácil pensar que se trata de una tierra árida y áspera, pero apenas empieza uno a hurgar en su historia, se da cuenta de lo magnánimo de su carácter:
Los Tobosos, Irritas, Guachichiles, Coahuitecos y otras tribus indígenas que los antecedieron y que habitaban en ciertos momentos del año la ribera de las lagunas que formaban los rios Nazas y Aguanaval, aprovecharon con sabiduría sus peces, patos, sal y agua para regar algunas de sus cosechas, durante quizá miles de años. Cuando aparecen los españoles en la última parte del siglo XVI, los ríos Nazas y Aguanaval –que nacen en la Sierra Madre Occidental- todavia vaciaban sus aguas en la Comarca, llenando las lagunas ya extintas de donde la region adquiere su nombre.