INTRODUCCIÓN

Seguramente el Valle del Guadiana como lo nombran al llegar los europeos, fue habitado por varias culturas Indígenas miles de años antes del arribo de éstos. El 9 de Julio de 1563 se funda oficialmente Durango por el Capitán Francisco de Ibarra, sin embargo, no es sino hasta los Siglos XVII, XVIII y XIX, cuando la capital de la Provincia de la Nueva Vizcaya desarrolla un impresionante crecimiento gracias a la producción de oro y plata de sus minas en las Quebradas de la Sierra Madre Occidental.

Con estas importantes donaciones se construyen templos y conventos, mismos que podemos todavía admirar en el Centro Histórico donde además de la imponente Catedral Basílica Menor que tomó cientos de años en construirse, están más de 700 edificios barrocos, neoclásicos, neogóticos o eclécticos invitándonos a vivir los momentos más emocionantes de la historia de la ciudad capital.